Después de hacer un pequeño repaso acerca del panorama nacional del cine documental en el post anterior (si te lo perdiste te recomiendo que le eches un vistazo pinchando aquí) me gustaría esta vez hablarles de tres documentales norteamericanos, para que se hagan una idea de cómo anda la situación por aquellas tierras, que en mi opinión goza de una salud envidiable.

Creo que es importante hablar de los documentales que se están haciendo allí para resaltar una situación que me parece inexplicable. Muchas veces hablamos de que el problema con la exhibición en España es que el cine norteamericano lo invade todo, y es cierto, pero en el caso de los documentales, su presencia en las salas es tan ínfima, que ni siquiera los documentales americanos llegan a nuestras pantallas. Esta situación ilustra muy claramente lo injusta que es la distribución con el género documental. Desde aqui aprovecho para reivindicar que se proyecten mas documentales en las salas, que hay películas muy buenas, y que estoy seguro de que pueden tener una rentabilidad, por su calidad y su interés.

Estas tres películas creo sinceramente que el gran público podría disfrutarlas enormemente, si tuvieran la posibilidad de acceder a ellas, lo cual no es del todo fácil, pero tampoco imposible. Les invito a que hagan el esfuerzo, vale mucho la pena.

El primero del que les quiero hablar es del año 2013, aunque ya saben que aquí tardan un poco en llegar las cosas, así que todavía lo podemos considerar como "actual". Se titula: A 20 pasos de la fama, y está dirigido por  Morgan Neville y dedicado a la figura de las cantantes coristas, especialmente las afroamericanas, esas estupendas mujeres poseedoras de un talento  extraordinario para la música, y que por ello mismo son solicitadas por los más grandes artistas para acompañarlas en las giras y enriquecer sus composiciones. 

Esta película que ganó el Oscar al mejor documental en la última edición, lo que le permitió una distribución decente en España, hace un repaso histórico de estas artistas a partir de la aparición de las primeras coristas negras en los espectáculos musicales televisados, allá por finales de los años cincuenta, con la revolución inmediata que ello supone por la frescura y el desenfado que aportan. Principalmente  Darlene Love de la que les dejo aqui un tema estupendo producido por  Phil Spector, que ya veran menudo pieza era el tipo.

 

Esta mujer, Darlene, estuvo al frente del grupo The blossoms, que fueron las primeras coristas que empezaron a trabajar para los estudios.

De ahí continua su repaso dándonos a conocer  figuaras como Merry Clayton, Lisa Fischer, Tata Vega, Claudia Lennear o Judith Hill nombres que muy probablemente, como me pasó a mi, no les suenen de nada, pero que han cantado con artistas como  los Rolling Stones, Stevie Wonder, Bruce Springteen, Joe Cocker, Sting, Michael Jackson, los Beatles, Bowie, y un largo etcétera de grandes estrellas.

 

De hecho ése es el objetivo de este documental, dar visibilidad y reconocimiento a unas grandes artistas que, por distintas circunstancias, han preferido o no les ha quedado mas remedio que mantenerse en un discreto segundo plano. Y es que muchas de ellas, a pesar de su talento, intentaron desarrollar carreras como solistas con desigual fortuna.  Este es un documental lleno de buena música y  de historias que reflejan lo hermosa y difícil que es la vida dentro de la industria musical. Aqui les dejo el trailer, para que vean de lo que hablo.

 

La segunda cinta es Finding Vivian Maier. Este documental no ha sido estrenado en nuestro país. Probablemente Vivian Maier sea otro nombre que no les suena nada, aunque sea una de las fotógrafas más importantes de la historia. Y es que la vida de Vivian Maier es absolutamente sorprendente, y casi más aún el cómo su historia y su obra ha llegado hasta nosotros. Se podría decir que por pura casualidad, ya que Vivian Maier jamás publicó ninguna fotografía. Es más, muchas de las fotos que sacaba ni siquiera las revelaba.

Pero vamos por partes. Lo primero que hay que saber de esta mujer es que trabajó toda su vida como niñera, fue una mujer muy solitaria, sin familia, ni amigos, que llevó una vida errante de familia en familia cuidando niños y que en sus paseos con esos niños se dedicaba a sacar fotos. Cuando murió (sola y pobre) sus pertenencias, sus muchísimas pertenencias, pues la mujer tenía una especie de síndrome de Diógenes, fueron subastadas en lotes.
Uno de los compradores, un  muchacho joven que estaba buscando fotos antiguas para un libro de historia sobre Chicago, compró una de aquellas cajas llenas de negativos, sin saber muy bien lo que había ahí dentro.

Lo que encontró le sorprendió tanto que se puso en contacto con otros compradores de lotes de posesiones de Vivian Meier y se los compró. Después empezó a investigar quién era aquella mujer y a promocionar su obra, y ya no les cuento más porque tienen que verlo. Les va a encantar.

Desgraciadamente no he podido encontrar el trailer en inglés con subtítulos, ni tampoco doblado al español, así que les dejo el trailer en Inglés. De todas maneras entre lo que vean, lo que entiendan y lo que les acabo de contar yo, creo que se pueden hacer una idea bastante acertada de lo buena que es esta película.

Ah, y si quieren saber más, pueden ver un montón de fotos de la artista en su página oficial, aquí.

 

Por último quiero hablar de un documental que verdaderamente me ha emocionado y que creo que es muy difícil que no se les escape al menos alguna lagrimilla durante su visionado, pero tranquilos, no se asusten, no es ninguna ñoñería, ni una cursilada de película, sino el ganador del premio del público en el festival de Sundance del año pasado. Que cómo no... tampoco se ha estrenado aquí, o por lo menos yo no he encontrado ninguna información acerca de su estreno.

Se llama Alive inside, creo que en español se tradujo como: Vivos por dentro, y también trata de música, pero desde un enfoque completamente diferente al primer documental.

En este caso cuenta la historia de un tipo jubilado que comienza a trabajar de voluntario en residencias de ancianos para cuidarlos, y se le ocurre la idea de ponerle a pacientes enfermos de Alzheimer o con demencia senil, auriculares con música que dichos pacientes escuchaban en su juventud.

Y bueno, qué puedo decir, el resultado es apabullante. Es muy emocionante ver cómo estas personas, muchos de ellos casi zombies ya, personas incapaces de articular más de tres palabras con coherencia, o de recordar sus nombres, de pronto, al escuchar aquellas viejas canciones, se llenan de vida. Es como asistir a una resurrección, abren los ojos, sonríen,  algunos comienzan a cantar, otros a bailar, sus mentes vuelven a recuperar la lucidez perdida y los recuerdos regresan como por arte de magia. Pero si no me creen, vean vean:

 

Sinceramente les puedo decir que pocas cosas tan hermosas he visto en mi vida como esta película, que además del poder de la música sobre este tipo de enfermedades, también habla de la vejez, de cómo abandonamos a nuestros mayores, de cómo los atiborramos a pastillas y los tratamos como si fueran animales o muebles, completamente deshumanizados. Sobre cómo deberíamos plantearnos cambiar las cosas, comenzar a tratarlos con la humanidad que tienen, con la dignidad que merecen. Para saber más sobre la película y todo lo que la rodea pincha aquí.

De verdad no se pierdan este documental, yo me siento  infinitamente agradecido a la persona que me lo recomendó y por eso siento que es mi obligación recomendárselo a ustedes. Espero que los disfruten tanto como yo. ¡Nos vemos el mes que viene!

Tematica de Canal: 
Cine y Series

Cine y Series

Baltimore, Tatooine, Springfield, Casablanca o Elm Street. Convierte este blog en tu pequeño mundo de referencia cinematográfica y televisiva.

Secciones

Entradas Recientes

14:11 24/04/18
  | Visto 7,645 veces
13:20 10/03/18
  | Visto 2,113 veces
16:13 10/11/17
  | Visto 1,266 veces
10:55 17/10/17
  | Visto 4,181 veces