David Sainz-Rozas alcanzó la fama en 2008 por su faceta como actor, director y guionista de la webserie Malviviendo. Se ganó al público con las aventuras de su personaje el Negro y sus peculiares colegas en un barrio marginal sevillano.

Este joven canario también ha trabajado en otras series como El viaje de Peter McDowell (2009), Flaman (2013), A rebufo (2010) y Power Wonders (2010), aunque sería con Obra 67 (2013) con la que conseguiría un gran reconocimiento en la sección Special Screening del Festival Europeo de Cine de Sevilla. Una producción de Calle 13 con algunas restricciones que hacen mucho más meritorio su trabajo. Obra 67, rodada entre 13 personas durante 3 días y en 13 horas, tuvo un presupuesto de 2.000€. Aunque David ha demostrado que el presupuesto no limita su asombroso talento, y es que los chicos de Diffferent Producciones siempre han contado que Malviviendo se originó con 40€ y con el entusiasmo de unos jóvenes que tras terminar la carrera grababan un capítulo piloto para que las productoras les abriesen las puertas. Lo que nunca se esperaron es que llegarían a superar los 58 millones de visitas con sus 30 capítulos repartidos en tres temporadas. La acogida del público en Internet fue brutal.

Este 16 de febrero de 2015, seis meses después de que finalizase Malviviendo, estrenaron en el canal Youtube su nueva webserie, Entertainment. Un falso documental en el que nos muestran su vida diaria en la oficina de Diffferent S.L con su habitual tono de comedia con tintes de humor negro. Veremos de nuevo a los protagonistas de Malviviendo, a quiénes ya echábamos de menos, el Kaki, el Postilla o el Zurdo que regresa con su mítica frase fetiche “No será ni una ni dos ni tres, sino tres”, y nos volverán a hacer reír en sus 10 capítulos de 20 minutos que se emitirán cada dos lunes hasta el 22 de junio.

La enorme dedicación de Sainz al mundo del cine le ha llevado a la gran pantalla sin las limitaciones que supuso Obra 67. Este año se estrenará La sombra adentro, un thriller de ciencia ficción que relatará la supervivencia de seis soldados de una guerra que estalla tras una crisis en España. El film contará con el prestigioso productor Gervasio Iglesias (La isla mínima, Juan de los Muertos, 7 vírgenes, Cabeza de Perro, Grupo 7, After) y supone el debut de David Sainz en la industria cinematográfica.
Aunque en la actualidad David está inmerso en estos y otros proyectos, no ha querido dejar de contestarme a algunas preguntas.

- ¿Cómo surgió la idea de rodar Entertainment? ¿En qué se diferencia de Malviviendo?

Una vez terminó Malviviendo y mientras trabajamos en proyectos más grandes y laboriosos, fuimos conscientes del desperdicio que suponía tener un potente canal de Youtube con casi trescientos mil subscriptores parado. Somos una empresa muy pequeña y necesitamos un mínimo de ingresos para mantenernos en pie. Entertainment era una idea sin forma que llevábamos arrastrando muchos años por culpa de las cientos de anécdotas que hemos vivido y nos pareció un momento perfecto, un formato sencillo, rentable y cercano a la serie a la que pertenece el canal. A diferencia de la compleja Malviviendo, es un producto muy basado en el guion, grabado prácticamente en una sola localización y con un estilo de realización ágil y práctico, cercano al de The Office, un referente claro e innegable de la serie.

- En Malviviendo quisieron adaptar el personaje a la persona para que la interpretación fuese más natural ¿En este nuevo proyecto nos encontraremos con los Banderilleros tal cual son en su día a día o hay un proceso de adaptación?

En su día nos salió bien acercar el personaje a la persona para disimular el que no fuésemos actores. Tras seis inesperados años de experiencia delante de nuestra propia cámara hemos aprendido a actuar con naturalidad por lo menos haciendo de nosotros mismos. Para Entertainment buscaba un tono lo más natural posible intentando acercarnos todo lo posible al falso documental. 

- ¿En Entertainment también se escribe el guión de cada capítulo antes de rodar o lo tienen más estructurado y hay menos improvisación?

Sí. De hecho, es el primer proyecto propio que coescribo y he tenido la suerte de estrenarme con dos fantásticos compañeros: Enrique Lojo y Manuel Noguera. Aun así, siempre hemos sido amigos de la improvisación y nos solemos permitir algunas licencias siempre que tenemos la secuencia buena ya grabada.

- ¿En el ámbito técnico qué diferencias hay entre aquel primer capítulo de Malviviendo y el de Entertainment

Hemos crecido mucho en estos seis años. Hemos mejorado personalmente como profesionales y también en equipo y contactos. A diferencia de aquel primer capítulo, ahora somos una productora con algo de experiencia, los trabajadores cobran algo por su labor y desayunamos todos los días. Aun así, Entertainment es una serie mucho más barata y sencilla que la mayoría de los episodios de Malviviendo y desde luego, ha requerido muchas menos horas. Somos muy pequeños, estamos al principio del camino y somos conscientes de que hay que seguir trabajando duro para avanzar.

- Con esta nueva webserie han vuelto a apostar por el formato gratuito de Youtube ¿esto es por decisión propia, por falta de buenas ofertas de otras plataformas o ya han hablado de ceder los derechos de emisión a alguna cadena como ocurrió con TNT y Malviviendo?

Son malos tiempos. No hay ningún trato con ninguna cadena. Ojalá. Con lo que conseguimos en Youtube apenas alcanzamos a cubrir los gastos mínimos de oficina, pero como digo, ha sido un producto rápido y sencillo que nos ha dejado tiempo para llevar adelante otros encargos. Igualmente esperamos que la serie atraiga a algún patrocinador que nos ayude a seguir levantando Diffferent.

- ¿Crees que en España hay posibilidad de crecer en el sector cinematográfico posicionándose como una empresa independiente y libre?

Opino que esta época tiene dos caras. Por una parte vivimos en plena crisis y es complicado sacar un proyecto adelante pero aún más que se atrevan a apoyarlo. Sin embargo, estamos en plena revolución de internet donde todos tenemos una ventana al mundo donde enseñar lo que podemos y queremos hacer. Si tu producto gusta, de una manera u otra, alguien que pueda hacerte crecer se fijará en ti. En España están surgiendo nuevos trabajadores del sector y creo que se está viviendo un claro cambio generacional a mejor gracias a que se empieza a apostar por nuevos profesionales que han podido enseñar su trabajo y demostrar su valía.

- En Malviviendo pudimos ver diversos escenarios de Las Palmas de Gran Canaria en el primer capítulo de la segunda temporada "La verdadera historia de Jesús Blanco”, ¿cruzarán el charco también en esta ocasión para rodar algún capítulo aquí?

Ojalá, me encantaría haber grabado en casa, pero en esta ocasión no será posible. Como digo es una serie pensada para ser lo más rentable posible y once billetes de avión no era algo que pudiésemos permitirnos.

- ¿Te sientes identificado con la “claustrofobia insular” de tu personaje Jesús Blanco o echas de menos la isla?

Es imposible no echar de menos la isla. Echo de menos a la familia, los amigos, los rincones que me han inspirado toda la vida, el estilo de vida y el sonido del mar cada día, sin embargo, tras trece años aquí he conseguido adaptarme, he formado otra familia y creo que debo continuar mi camino desde aquí. Igualmente vuelvo a casa cada vez que puedo e intento alargar siempre mi estancia lo máximo posible.

- En una sociedad donde muchos intentan darse a conocer por Internet y cada vez son más las webseries y vídeos virales ¿qué crees que es lo que les hace diferentes para haber llegado a tener tanto éxito?

Si lo supiera no tendría que preocuparme de llegar a fin de mes. Creo que tenemos la suerte de que nuestro sentido del humor sea muy parecido al del público y la certeza de que esta es una profesión dura en la que hay que avanzar trabajando duro. Hay mucha gente muy buena en internet, es una carrera de fondo y lo tenemos muy claro.

- ¿Disfrutaste más dirigiendo Flaman (con un formato televisivo) o Malviviendo?

Flaman era una serie hecha directamente para Canal Sur, así que a diferencia de Malviviendo, teníamos jefes y una obligación de hacer un humor más para toda la familia. Es normal, es una televisión pública. Y aunque fue una experiencia preciosa y muy enriquecedora para todos, me quedo con la libertad que supuso siempre la webserie que nos encumbró.

- Cuando se dieron a conocer comentaban que no ganaban suficiente como para vivir de sus producciones ¿podríamos decir que ya no malviven?

Bueno, ahora vivimos de nuestro trabajo, que es un lujo en muchos sentidos porque es el trabajo con el que siempre soñamos. Tenemos un sueldo pequeño pero suficiente. Como digo, estamos empezando y la mayoría se destina al crecimiento de Diffferent.

- ¿Se cumple por fin tu sueño de hacer un largometraje sin restricciones con La sombra adentro y además con profesionales de la talla del productor Gervasio Iglesias?

Eso parece, aunque sigo sin atreverme a cruzar los dedos. Es un sueño poder llegar  y hacerlo de la mano de grandes del cine Español actual como los que nos acompañan.

- Si tuvieses el presupuesto para dirigir lo que quisieras ¿qué rodarías y con quién?

Me gustaría hacer tantas cosas y trabajar con tanta gente que no creo que pueda contestarte sin llegar a las cien páginas como mínimo.

- Muchos lectores que ya hayan visto el primer capítulo de Entertainment se preguntarán si han tenido que lidiar en Diffficult con becarios como Óscar o si les han hecho peticiones tan extrañas como la que le proponen a Javi, ¿alguna anécdota?

Existe la figura del becario fan extremo, aunque, como el resto de personajes, Óscar es una fusión de muchos que nos hemos ido encontrando estos años. Igual hemos hecho para aprovechar las cientos de anécdotas que recordamos de este tiempo, subrayarlas, mezclarlas con pura ficción y normalizarla con la naturalidad de los personajes. Podría contarte alguna anécdota… pero me estarías quitando guion, jajaja.

Muchas gracias David por haberme concedido esta entrevista. Eres un ejemplo de lo lejos que se puede llegar con pasión y perseverancia por lo que se hace.

Tematica de Canal: 
Cultura Canaria