Richard Leacock, uno de los fundadores de la escuela cinematográfica norteamericana conocida como 'direct cinema' y camarógrafo del mítico Robert Flaherty, no nació en Guía (Gran Canaria), pero allí se crió porque allí vivían sus padres David J. Leacock y Jessie Etchella. Los Leacock se intalaron en Gran Canaria a finales del siglo XIX. J. M. Leacock, de origen inglés, pero establecido en Madeira, llegó a finales de 1800 a Gran Canaria como apoderado y socio de la empresa Elder and Fyffes dedicada a la agricultura y exportación del plátano. Ricard Leacock, nieto de J. M. Leacock, aunque sus padres vivían habitualmente en Gran Canaria, nació en Londres en 1921. Se crió en Guía y en las plataneras de su padre filmó su primera película con 14 años, Canarys, Island Bananas, un documental...Leer más

La escritora Dulce María Loynaz nació y murió en La Habana (1902 – 1997), pero es canaria de adopción. En 1947 se casó con el periodista tinerfeño Pablo Álvarez de las Cañas y con él vino a las islas de luna miel. A partir de ese año y hasta 1958 Dulce María Loynaz visitó varias veces las islas y de esos viajes nació Un verano en Tenerife, un delicioso libro al que la autora calificó como su mejor obra. Durante uno de ellos, en 1951, el Ayuntamiento del Puerto de la Cruz decidió nombrarla Hija adoptiva del municipio. Creció en el seno de una familia muy acaudalada que cultivaba las artes. “Nacidos en un ambiente artístico, no era, sin embargo, la poesía la flor más cultivada en el vergel hogareño; antes estaban la música, el dibujo, la pintura”. Los cuatro...Leer más

Óscar Domínguez Publicado por: Carlos Álvarez 19/04/13|Visto 2,141 veces

Para describir a este pintor que nació en 1906 en Tacoronte y murió en París en 1957 nada mejor que la pluma de Ernesto Sábato: “Por eso mi aspereza, y hasta mi indignación, ante los mistificadores que lo ensuciaron [el surrealismo], como Dalí, pero también mi reconocimiento a todos los hombres trágicos que han salvaguardado lo que de verdadero hubo en ese importante movimiento. Como aquel alocado, violento Domínguez, uno de los pocos personajes surrealistas que quise. Surrealista en su modo de concebir y resistir la existencia. Pasó la última etapa de su vida entre las drogas, el alcohol y las mujeres. Hasta que se suicidó una noche cortándose las venas, y con su sangre manchó la tela colocada sobre su caballete.” “En medio de la espantosa inestabilidad de esa época conocí a un personaje extraño,...Leer más

José de Viera y Clavijo, o Joseph como gustaba firmar, es un genuino representante de la Ilustración en Canarias junto a Agustín de Betancourt, los hermanos Iriarte o su propio primo José Calvijo y Fajardo. A diferencia de sus paisanos, vivió la mayor parte de su vida en las islas y dejó obra en las más diversas disciplinas: historia, botánica, astronomía, poesía... Nació en Los Realejos en diciembre de 1731 y murió en Las Palmas de Gran Canaria el 21 de febrero de 1813; en su honor, el 21 de febrero se celebra el Día de las Letras Canarias. Tras realizar sus estudios eclesiásticos en La Orotava, se instaló en La Laguna donde fue muy bien acogido por la aristocracia local, especialmente por Tomás Lino de Nava Grimón y Polier, marqués de Villanueva del Prado. Pronto se convirtió en uno de los más...Leer más

Don Benito y punto. Publicado por: Carlos Álvarez 11/03/13|Visto 822 veces

Diciendo don Benito en cualquier reunión literaria en cualquier lugar de habla hispana, no hace falta añadir más nada. Todo el mundo identifica al escritor sin necesidad de ponerle los apellidos: Pérez Galdós. Nació en Las Palmas de Gran Canaria en 1843 y a los 19 años se trasladó a Madrid a estudiar Derecho y allí desarrolló toda su obra como escritor. La leyenda negra creada por los sectores ultraconservadores, los mismos que hicieron campaña contra su candidatura al Premio Nobel de Literatura en 1912, mantuvo durante mucho tiempo que había renegado de Canarias. Totalmente falso. Volvió siempre que pudo y se interesó por las islas durante toda su azarosa vida. De su complicada vida sentimental queda el testimonio de uno de los criados de don Benito al periodista Francisco Lucientes: “¡No he conocido hombre más...Leer más

José de Anchieta, el Padre Anchieta o el Beato Anchieta, nació en 1534 en La Laguna. Durante años se aceptó que era hijo de Juan López de Anchieta, desterrado a Tenerife por estar involucrado en la revuelta de las Comunidades contra el emperador Carlos V, pero hoy está demostrado que su padre fue Juan de Anchieta, escribano público, nombrado notario por el mismo emperador para el juicio de residencia contra Pedro Fernández de Lugo, segundo Adelantado de Canarias, juicio que se celebró en 1529. Juan de Anchieta casó en La Laguna con Mencía Díaz de Clavijo, viuda del bachiller Nuño Núñez de Villavicencio, y tuvo con ella nueve hijos; el tercero fue José de Anchieta, que con 14 años, ante su escasa vocación por la carrera de armas, fue enviado a estudiar al famoso Colegio das Artes de Coimbra, el germen de la...Leer más

A José Clavijo y Fajardo hoy se le recuerda más como el seductor de jovencitas que pinta Goethe en su drama Clavigo que como el intelectual ilustrado que fundó El Pensador o como el traductor de la Historia Natural de Buffon o de la Andrómaca de Racine. Nacido en Teguise, Lanzarote, en 1726, se educó en Las Palmas bajo la tutela de su tío el fraile dominico Presentado Clavijo que resumía la perspicacia del joven: “Mi sobrino será un gran impío o un gran santo”. Ni lo uno ni lo otro, sentencia Agustín Espinosa, una de las grandes figuras de la literatura canaria del siglo XX, en la biografía que escribió de este ilustre ilustrado. Clavijo y Fajardo se instaló en Madrid en torno a 1749 y después de oficiar diversos trabajos fue nombrado Ofical del Archivo del Estado. Entonces se produjo su enfrentamiento con Pierre-Augustin de...Leer más

En torno a 1800 José de Viera y Clavijo compuso un librito que llamó Constelación Canaria, con el que quiso rendir homenaje a los canarios que en el siglo XVIII, a su juicio, más habían brillado en la Corte de Carlos IV. Entre los trece personajes, uno por cada estrella que forma la constelación del Can Mayor, aparecen dos Iriarte: los hermanos Domingo y Bernardo. Al final del libro reseña a otros dos, aunque no les llegó a escribir su octava: Juan y Tomás. Cuatro Iriarte ―o Yriarte, que de las dos formas lo escribe Viera― entre los quince canarios más importantes del siglo XVIII y los cuatro nacieron en el Puerto de la Orotava, hoy Puerto de la Cruz. Juan de Iriarte, tío de los tres hermanos, fue el primero en instalarse en Madrid, después de estudiar en París en el prestigioso colegio de los jesuitas Louis le Grand, y abrió el camino en...Leer más

Abreu Galindo, Torriani y Viera y Clavijo mantienen que el origen del nombre del islote Alegranza se debe a la alegría que los hombres de Jean de Bethencourt se llevaron al ver tierra después de días de navegación. “Alegranze, Alegranze” suponen que gritaron de contentos. Una pega a esta teoría es que los franceses, que hablaban francés, habrían dicho “Ioyeuse, Ioyeuse”. Otra, igual de importante es que unos cuantos años antes de que la expedición normanda capitaneada por Bethencourt llegara a las islas, Alengranza ya aparecía con ese nombre en el atlas del cartógrafo mallorquín Abraham Cresques de 1375. Betencourt llegó a las islas en 1402. Para encontrar el origen del nombre del islote hay que remontarse aún un tiempo atrás. En el año de 1291 en la ciudad de Génova se preparaba una expedici...Leer más

'Espejo de paciencia', es un poema épico que narra el secuestro del obispo fray Juan de las Cabezas Altamirano, en 1604, frente a las costa de Cuba por el corsario francés Gilberto Girón. Es la obra inaugural de la literatura cubana y su autor, Silvestre de Balboa, un canario nacido y criado en el barrio de Vegueta de la capital grancanaria. Silvestre de Balboa nació en la Plaza del Peso de la Harina, hoy Plaza del Espíritu Santo, en 1563. Llegó a Cuba con 30 años, allí se casó con Catalina de la Coba y ejerció de escribano en distintos lugares de la isla. Escribió el poema en torno a 1608, unos cuatro años después del secuestro del obispo. 'Espejo de paciencia' tiene el molde de la épica renacentista pero introduce elementos puramente caribeños. Los animales mitólogicos clásicos, faunos,...Leer más