Seguro que a muchos de los usuarios más activos en esta vorágine de información llamada internet, donde puedes acceder a datos almacenados en un servidor alojado en Nepal o hablar con alguien mediante chat o videoconferencia habiendo una distancia de miles de kilómetros entre esas personas, el término de Canon AEDE les suene de algo. A otros, la llamada “tasa Google” seguramente les resulte más familiar. Pero lo cierto es que, seas un simple usuario que se dedica a consultar su correo, leer las noticias del día y charlar con sus conocidos en Facebook o bien seas un hacker pro libertad informática, el nuevo asunto que el Estado se trae entre manos te afecta de igual forma.

Me resulta cómico pensar cómo le explicaría a los padres de Internet en lo que se está convirtiendo todo esto. Seguramente, si pudiese estar ahora mismo delante de unos de los padres de internet, J.C.R. Licklider (1915-1990), el cual fue uno de los primeros en el MIT (Massachusetts Institute of Technology) en pensar en una súper red que conectara todas las computadoras del mundo para compartir información, me quedaría sin palabras al intentar explicarle como la red de redes que él con sus colegas empezó a diseñar allá por los años 60, cada vez se parece menos a un sitio de intercambio de información y se acerca más a un mercado donde hay que pagar por todo lo que se difunde.

Pero, ¿qué es el canon AEDE? A mediados del mes de Febrero, José Ignacio Wert se sacaba un as de la manga en el consejo de Ministros donde se trataba una reforma de la Ley de Propiedad Intelectual. Dicha reforma, además de las ya conocidas a vox populi en cuanto al endurecimiento contra las redes P2P, la redefinición de la copia privada o el cambio en el funcionamiento de las sociedades de gestión de derechos de autor, incorporaba una nueva sorpresa: la inclusión de un canon que obligaba a los agregadores de noticias (Google News o Menéame) a pagar a la AEDE (Asociación de Editores de Diarios Españoles) por el uso o enlace de sus noticias escritas.


Google News, la página de la polémica

Entonces, ¿de dónde surge el famoso término de “tasa Google”? En España, agregadores de contenido con relevancia hay pocos: Google News, Bing Noticias, Menéame.net y poco más. El problema viene en la práctica, pues Google tiene un 93% del mercado en cuanto a buscadores en nuestro país, por lo que el pago total por cada noticia enlazada puede ser una auténtica barbaridad. Mientras, la AEDE declaraba en un comunicado que “es un paso importante del Gobierno español en la buena dirección; los editores no buscamos ayudas directas sino un marco jurídico que reconozca el valor de nuestros contenidos frente a los abusos cometidos, y nos permita desarrollar nuestra función con garantías”. A su vez, e intentando excusar dicha decisión, el Gobierno asegura que “esta medida es pionera en Europa, donde países como Francia, Bélgica, Alemania e Italia ya han adoptado estas medidas en pos de proteger a los creadores de contenido”.

Las reacciones con el paso del tiempo no se han hecho esperar, y ya se ha formado una Coalición Prointernet, cuya nota de prensa reza: “Coalición Prointernet considera que la iniciativa normativa del Gobierno sobre la LPI que pretende institucionalizar un canon digital en favor de determinados editores de prensa y restringir el derecho a la copia privada, va contra los fundamentos de Internet y del desarrollo del mundo digital”. Incluso Anonymus hackeó la web de AEDE en señal de protesta por esa nueva medida propuesta por el Gobierno.

Tematica de Canal: 
Tecnología

Tecnología

Lo último en nuevas tecnologías para la vida moderna.

Secciones

Entradas Recientes

17:55 07/10/18
  | Visto 2,599 veces
23:19 26/07/18
  | Visto 1,790 veces
16:05 23/06/18
  | Visto 1,661 veces
14:11 24/04/18
  | Visto 8,243 veces
13:20 10/03/18
  | Visto 2,521 veces